Las diferentes nacionalidades: nuestro punto fuerte común

Cuando voy en bicicleta a Garantell por las mañanas, pedaleo a través de un paisaje típico de Småland, (si siente curiosidad por saber qué es Småland, eche un vistazo a un libro de Astrid Lindgren, nuestro héroe nacional (la madre de Pippi Calzaslargas)). Astrid describe el paisaje de Småland tal y como aparece ante nuestros ojos hoy en día: bosques, caminos de tierra, pastos con vacas, casitas rojas con las esquinas blancas y aves cantando. A menudo se ve un zorro o un ciervo y se oye un fuerte crujido de ramas en el bosque, lo que garantiza el avistamiento de un alce o un jabalí.

También paso en bicicleta por el lago Vidöstern y, si tengo suerte, puedo llegar a ver a un lugareño dándose su chapuzón mañanero sin ropa. Para nosotros, los suecos, darnos un chapuzón mañanero es algo totalmente natural, pero mis compañeros me han explicado que esto es algo sueco. Así que ¿qué es un chapuzón mañanero? Bueno, uno salta del catre. Si se tienen vecinos cerca, se pone uno un albornoz cuando baja al lago. Si no se tienen vecinos, baja desnudo de una carrera hasta él. En Småland los lagos son tranquilos y oscuros, así que nadar temprano a la luz matutina es algo completamente fantástico que espero que todos tengan la ocasión de probar alguna vez.

Un crisol

Cuando abro la puerta de Garantell, dejo atrás el entorno de Småland y me adentro en un crisol de culturas diferentes. Cada mañana resulta igual de fascinante saludar a todas estas personas maravillosas procedentes de todos los rincones del mundo. En el departamento de ventas hablamos con fluidez 17 idiomas diferentes, y el número de culturas distintas es más o menos el mismo. Lo genial es que nosotros somos Garantell. A diario experimentamos choques culturales. A veces, me dicen que nosotros los suecos somos callados, introvertidos y que nos cuesta abrirnos. ¿Qué pasa entonces cuando nos encontramos con el español con sus ampulosos gestos, el francés con la riquísima comida, el italiano con su propio aceite de oliva, el diplomático belga, los germanoparlantes, amantes de la precisión y la estructura, el hospitalario húngaro, el humilde griego y el amable polaco? A veces nos puede llegar a irritar el que tenemos enfrente, y ninguno de nosotros es psicólogo, pero cuando somos Garantell, nos encontramos en una cultura común en la que la aceptación y la comprensión son importantes. Estamos aquí para ponernos las cosas fáciles unos a otros y entonces no nos queda otra que mejorar constantemente a la hora de comunicar y escuchar.

¿Es un requisito no ser sueco a la hora de ser contratado?

En este momento, probablemente se esté preguntando cómo todas estas culturas han terminado en Värnamo y por qué nosotros, una empresa sueca con oficinas en lo más profundo de Småland, tenemos en plantilla a tan pocas personas nacidas en Suecia. Evidentemente, las personas que contrato pueden haber nacido en Suecia si están orientadas al servicio y están preparadas para servir a nuestros clientes, así como si tienen las competencias lingüísticas adecuadas.

Estamos aquí para simplificarles a USTEDES, nuestros clientes, la vida cotidiana. Para ello, necesitamos hablar su idioma y también creemos que ayuda si tenemos su cultura arraigada. Esto crea menos fricción, ya que ustedes están en la mayoría de los países de Europa, así que hemos contratado comerciales que hablan sus idiomas y, la mayoría de las veces, aquellos que hablan su idioma con fluidez suelen haber nacido en su país. Ahora probablemente se esté preguntando: ¿qué impulsa a estas personas a trasladarse a los gélidos países nórdicos con sus gentes introvertidas? La mayoría de las veces el motivo es un bonito amor. La mayoría de nuestros comerciales nacidos en el extranjero han conocido a un esposo o esposa de Suecia. Pero algunos en mayor o menor grado lanzaron una flecha en un mapa que terminó en Suecia: se trasladaron aquí y después se enteraron de que Garantell buscaba competencias lingüísticas, por lo que luego resultó natural buscarnos.

Simplificación de la vida cotidiana

Ahora probablemente se esté preguntando que por qué no hacemos lo mismo que hace el resto de empresas y ponemos en marcha una filial en aquellos países con los que queremos trabajar. Estamos convencidos de que, para simplificarles la vida cotidiana a ustedes, los clientes, quieren un servicio rápido y que se les ofrezcan las mejores soluciones. En nuestra opinión, la mejor forma de hacerlo es si los comerciales están cerca del departamento de desarrollo. Juntos pueden desarrollar las mejores soluciones para ustedes, al mismo tiempo que aprendemos los unos de los otros y crecemos en nuestros roles.

Cuando voy en camino a casa por la noche, los chapuzones mañaneros han sido reemplazados por niños que se bañan y por el olor a barbacoa que sale de los jardines. Pienso en lo privilegiados que somos todos los que nos reunimos a diario en Garantell, intercambiamos perspectivas entre nosotros y en lo que podemos hacer para ser aún mejores a la hora de servirle.

COMPARTIR